Inauguramos nueva sección en el blog de Aquablau con la que adentraros en los aspectos más técnicos de algunos de nuestros proyectos. El primero del que os queremos hablar es la reforma integral de exteriores en la vivienda de Àlex Granell, capitán del Girona FC, y Mireia Tenorio, cofundadora de la firma Mimus. Consistió en rediseñar toda su arquitectura exterior y construir una piscina de obra a medida, algo para lo que tuvimos que seguir una premisa: los clientes querían que el mantenimiento de todo el espacio fuera extremadamente mínimo. Un año después, tras todo un verano de disfrute acuático y las inclemencias del tiempo que siempre trae el invierno, hacemos balance de la dedicación que han tenido que invertir, coincidiendo justo con el inicio de una nueva temporada de baño. 

En Aquablau creemos que lo importante de una piscina es la vida que ésta le da a un espacio, ya sea estando al aire libre o en interior. Por eso preferimos siempre que su diseño acapare lo mínimo, incluso cuando contamos con muy pocos metros cuadrados para ubicarla. Es mejor contar con una piscina reducida y que el disfrute siga teniendo cabida cuando uno sale del agua. Con esta idea diseñamos las diferentes zonas que rodean la casa de Mireia y Àlex, y también, claro está, la forma de su nueva piscina, con una parte de menor profundidad (la denominada playa) que invita a sentarse cómodamente con medio cuerpo fuera del agua. Pero vayamos paso por paso y empecemos por el principio…

 

PROYECTO INTEGRAL DE ARQUITECTURA EXTERIOR EN GIRONA 

Lo primero que tuvimos claro antes de entrar de lleno en la reforma fue la estética que debíamos seguir. Apostaríamos por un estilo sencillo de líneas rectas muy muy limpio, serio, elegante y acorde con el gusto de Mireia y Àlex.

 

 

HACIENDO FRENTE A LOS MOVIMIENTOS

Más allá del diseño, debíamos afrontar varias dificultades nada más comenzar: trabajaríamos en un espacio reducido (el patio trasero) con cambios de nivel, un muro frontal de mucha altitud y muros laterales de enorme complejidad. Había nada menos que 3’5m de contención de tierras que teníamos que disimular para integrar en el jardín, y el hormigón de los laterales se había movido con el terreno.

El exterior de la parcela empujaba los muros, y ante esto la mejor solución era subir el nivel del patio, fijar una nueva losa de hormigón que sirviera de aguante y alinear el perímetro de los muros recreciendo los  más inclinados.

ANTES

DESPUÉS

Nos hubiera gustado dejar la superficie a un solo nivel, pero corríamos el riesgo de descalzar la zapata del enorme muro frontal, por lo que no tuvimos más remedio que mantener el desnivel inicial de la parcela y su división de zonas.

Abrimos, eso sí, la zona de escalera para dar mayor amplitud visual a la terraza y creamos un área de asiento alargado de obra en la parte baja. Además, rehabilitamos la entrada principal de la vivienda y creamos un acceso directo al patio trasero desde el exterior, facilitando así la dinámica del día a día. A la estructura rectangular de la piscina añadimos peldaños y, como ya hemos comentado, una plataforma de obra. Para la ducha optamos por un modelo de diseño en acero inoxidable empotrado en la pared.

EL PROYECTO EN 3D

 

IDEAS DESCARTADAS:

 

REVESTIMIENTO ELEGANTE Y A TONO

Mireia y Àlex querían que todo tuviera una continuidad con la línea de su casa, con un estilo clásico de tonos fríos en el que imperan los blancos y los grises. Así que decidimos integrarlo todo usando el mismo pavimento para el interior y el exterior de la piscina: el gres porcelánico FLOSS de Living Ceramics, inspirado en la materialidad del cemento en crudo y en los orígenes del diseño industrial.

Se trata de un tipo de revestimiento ideal para exteriores con una singular superficie destonificada que resalta el efecto de las sales mediante brillos y mates, algo de lo que también quisimos que se pudiera disfrutar durante la noche instalando un sistema de luces led con tecnología PAR 56 RGB resina y mando a distancia. Mientras que para el revestimiento del vaso, el suelo de la terraza y el muro frontal apostamos por la versión Silver en el pavimento, en los laterales de la valla quisimos jugar con las texturas y combinar paredes pintadas con una versión más clara del mismo porcelánico (Floss Bone). Para la ducha optamos por un modelo de diseño en acero inoxidable empotrado en la pared.

Utilizar el mismo recurso de pavimentación genera armonía en la composición. Orientado en la crujía de la parcela nos permite dar además profundidad al jardín, potenciando sus dimensiones. Aprovechando también el espacio, para la ducha optamos por un modelo de diseño en acero inoxidable empotrado en la pared.

 

LIMPIEZA AUTOMATIZADA, DISFRUTE ASEGURADO

A nivel de instalación, esta piscina se diseñó para contar con una limpieza totalmente automatizada. Eso ha hecho que desde que entregamos la obra finalizada hace un año, sólo haya tenido que emplearse el limpiafondos manual dos veces. En este caso, se propuso el sistema de limpieza integrado NetNClean de AstralPool como alternativa perfecta a los robots limpiafondos, que el usuario debe introducir y sacar de la piscina cada vez que quiera limpiarla.

El resultado más óptimo lo conseguimos combinándolo con un clorador salino Hayward que automatizase también la desinfección del agua sin tener que añadir productos químicos. Otra de las formas de aprovechar al máximo el espacio fue adaptar el recorrido de las tuberías y dejar recogido todo el sistema de filtrado en una esquina que quedaba libre en el interior del garaje.

 

VALLAS ECOLÓGICAS CONTRA EL PASO DEL TIEMPO

Si para reducir el mantenimiento exterior se había descartado el suelo de tarima, recurrir cada cierto tiempo a tratamientos para proteger la valla de la lluvia o el frío tampoco era una opción. Por eso propusimos emplear un material de alta tecnología fabricado por la firma alemana HAHN Kunststoffe: el llamado hanit, hecho de residuos de plástico reciclados y apto para resistir a la intemperie; una solución sin el desgaste de la madera, el peso del hormigón o el alto precio del acero inoxidable.

El diseño y la colocación tanto de las vallas como de la puerta de acceso peatonal fueron desempeñados por la empresa colaboradora Blau Espais, encargada también de aspectos como la instalación del cableado y conexiones para la correcta apertura desde dentro de la casa, los grifos de jardín y de ducha exterior, y las conexiones de agua y electricidad al garaje.  

Con las lamas verticales en tono oscuro quisimos generar una composición de celosía que aportase ritmo y contraste al conjunto y permitiera la entrada de más luz natural a la parcela. Para la noche se optó por una iluminación perimentral con leds de tipo ambiental, cuyo suministro e instalación fue también obra de Blau Espais.

 

UN CÉSPED CON EL QUE AHORRAR TIEMPO Y AGUA

El sentido práctico de Mireia Tenorio y Àlex Granell se deja ver en todos los detalles del proyecto, incluido el tipo de césped. Mantener un césped natural alrededor de una piscina conlleva un gran esfuerzo. El artificial, por su limpieza, el ahorro en riego y la armonía visual que genera, se ha convertido en una de las tendencias actuales en paisajismo. Pero hay que saber escoger, pues la diferencia entre un césped artificial de gama media y uno de gama alta apenas llama la atención a simple vista, pero a la larga es impresionante. 

En este caso se ha usado el modelo Deco35 Plus Wave del fabricante holandés SunGrass, distribuido e instalado por EcoGespa. Está hecho con un hilo cuatricolor de polietileno de alta calidad en 35mm, la altura stándar más recomendable. Cuando eliges un césped artificial lo que buscas es que recupere bien su verticalidad tras la pisada; que ésta sea esponjosa. Le llaman el efecto memoria, y se debe a la ondulación del tallo de esta fibra de última generación. Su tacto es menos áspero y es uno de los céspedes con más dtex (la densidad del hilo), lo que hace que tenga una vida útil mucho más larga. 

Su instalación se completó añadiendo una capa de 3mm. de arena de sílice que actúa como aislante térmico, reduciendo enormemente la temperatura del suelo en verano. Un dato curioso sobre este césped: se aconseja regarlo cada diez ó 15 días, no sólo para quitarle el polvo que haya acumulado del ambiente, sino para refrescarlo a fondo, pues como la tierra, no se seca al instante, sino que permanece húmedo un tiempo.

 

ECHANDO LA VISTA ATRÁS…

En AquaBlau nos importa acabar un proyecto estando satisfechos. Nos importa que un año después siga sin dar problemas. En el caso de la piscina de Mireia Tenorio y Àlex Granell teníamos un objetivo claro que era lograr un mantenimiento mínimo integral y se está cumpliendo. Somos testigos de que el espacio entero luce como el primer día. Y que así siga, por mucho tiempo; mucho tiempo libre para disfrutar como toca.