Acaba el año y en AquaBlau no podíamos quedarnos sin hacer un balance final. Y es que el 2019 ha sido decisivo en nuestra trayectoria como empresa de diseño y construcción de piscinas. Si ha habido una gran diferencia respecto a otras épocas, ha sido la firme decisión de seguir unos objetivos mucho mejor definidos.

Nos hemos desmarcado de nuestra línea habitual, además de construyendo piscinas convencionales, redirigiéndonos también hacia un tipo de trabajo de mayor calidad, con mejores acabados y que apuesta por el diseño integral de espacios de jardín. Así es como en Aquablau hemos optado por desarrollar una actividad más selectiva, con un perfil de cliente más exigente con el que poder avanzar en un proyecto de empresa más completo. Piscinas interiores, piscinas desbordantes en terrazas de gran altura mirando al mar, rehabilitaciones, piscinas públicas, piscinas inteligentes pensadas para tener el mantenimiento más cómodo posible… La variedad de piscinas de obra, nuestra especialidad, ha estado servida. Algunos ejemplos los podréis ver más abajo.

Ante el nuevo reto, tocaba ajustarse también a nuevas necesidades y apostar por la mejora de nuestra plantilla. Nuestro deseo era destacar con un perfil técnico altamente cualificado que nos permita superarnos día a día, prestando gran atención a las últimas tendencias y a las nuevas demandas de clientes potenciales.

El camino ya está tomado y no hay vuelta atrás. Nos hemos lanzado a la piscina tomando una gran bocanada de aire, y el salto está dando resultados. Tenemos por delante un 2020 haciendo lo que más nos gusta, sintiéndonos capaces de todo y dispuestos a trabajar duro. ¡Si la ilusión es lo que mueve el mundo, éste va a ser nuestro año!

 

10 piscinas AquaBlau que nos ha encantado diseñar en 2019: